NOTAS RELACIONADAS

  • Cayó el "Mono" Minnicelli, el cuñado prófugo de De Vido

Claudio “Mono” Minnicelli, cuñado del diputado kirchnerista Julio De Vido, no prestó declaración, en la mañana de esta jornada, como imputado ante el juez en lo Penal Económico, Marcelo Aguinsky, en la causa conocida como la “mafia de los contenedores”, tras sufrir un pico de presión en tribunales, y continuará detenido en la Superintendencia de Investigaciones Federales, en Villa Lugano.
 
Aguinsky encabezó la audiencia de declaración indagatoria en su despacho de la avenida de los Inmigrantes, en el barrio de Retiro, pero el hermano de Alessanda Minnicelli -esposa de De Vido- no formuló su descargo y el abogado defensor, Luis Vila, solicitó un plazo de 48 horas para poder leer el expediente y asesorar a su asistido.
 
El magistrado hizo lugar al pedido del defensor de Minnicelli, detenido el pasado domingo en Mar del Plata tras casi diez meses de permanecer prófugo, y dispuso que haya una nueva declaración indagatoria el próximo miércoles, a las 12.
 
Durante la audiencia, Minnicelli mostró signos de descompensación en su estado de salud, por lo que el juez convocó al servicio de atención sanitaria, cuyos profesionales le detectaron una marca de 15 en la presión arterial, con lo cual el imputado fue enviado a hacerse un chequeo en el Cuerpo Médico Forense.
 
Minnicelli, de 52 años, con pedido de captura desde octubre del año pasado y recompensa de 250 mil pesos a quien facilitara datos, fue apresado en la pequeña localidad de Estación Chapadmalal, 20 kilómetros al oeste de Mar del Plata, por personal de la comisaría octava de la Policía Bonaerense, que lo detectó por una denuncia.
 
El magistrado dispuso, además, que la Policía Federal allane la casa en que Minnicelli vivía en Chapadmalal.
 
Con esta captura el juez Aguinsky cierra el círculo de once detenciones en el caso, ya que la Cámara en lo Penal Económico confirmó el procesamiento y millonario embargo contra otros diez acusados, encabezados por el empresario Carlos Oldemar “Cuqui” Barreiro Laborda, Sung Ku Hwang apodado “Mister Korea”, y otros.
 
La banda fue procesada porque supuestamente cobraba coimas para mover y liberar los contenedores que estaban inmovilizados en el puerto porteño por la Justicia, a raíz de tener problemas de papeles, adulteraciones en el peso y en la calidad de los materiales.
 
En noviembre pasado Aguinsky dictó los procesamientos por supuestas “asociación ilícita” y “contrabando”, a la vez que dictó embargos por más de 22 millones de pesos cada uno, y luego la Cámara confirmó esa resolución.